Joyería para la lengua

Las formas de embellecernos, de identificarnos con grupos, movimientos, ideas e incluso con modas van variando a lo largo del tiempo. Ya sean tatuajes, aros, música, la ropa y los colores que usamos, hasta incluso el lenguaje que adoptamos puede ser parte de esto. Y así como las modas y las formas de expresión tienen su auge, por momentos desaparecen y luego reaparecen para imponerse sobre todo en ciertos grupos generacionales.

Sin encasillar en uno de los puntos específicos, dentro de algún punto de la descripción anterior seguramente entra el uso de joyas en la lengua. Lo cierto es que el uso de aros y objetos se ha visto a lo largo de la humanidad, y así como los tatuajes, en las últimas décadas el uso del piercing lingual se ha expandido y se ha sostenido en el tiempo. Esto llevó a que odontólogos y expertos de la salud bucal de distintas universidades del mundo se han encargado de estudiar si este objeto podría tener repercusiones negativas en la salud oral, producir daño dental, en las encías, etc. La conclusión fue un rotundo SI, estos objetos metálicos aplicados en la lengua pueden dañarnos la salud bucal.

Un piercing es un objeto, generalmente metálico, que se aplicará como joyería en el cuerpo humano por medio de la perforación. Puede aplicarse en muchas partes del cuerpo, incluso en la lengua. 

Hermosa mujer sacando la lengua y mostrando su joven piercing

Consecuencias al mediano y largo plazo

Un objeto extraño en el cuerpo siempre tiende a generar una reacción. En la boca, además, no solo puede haber distintos tipos de reacciones como consecuencia de la perforación, sino también el mismo objeto metálico va a generar un daño dental constante. Al ocupar un nuevo espacio que no estaba antes ocupado, el “sistema” dentro de la boca se ve alterado y esto tiene consecuencias.

Antes que nada, queremos aclarar que no estamos en contra de que cada persona decida si aplicarse un stud lingual (uno de los piercings más comunes) o no. Al contrario, celebramos todo tipo de expresión, ya sea esta por simple gusto, por moda o porque forma parte de la cultura de la persona. Simplemente, al ser una clínica dental, nos ocupamos de dar a conocer a nuestros pacientes todos los riesgos y consecuencias que pueden tener los distintos cambios que ellos hagan en su cavidad bucal. 

En primer lugar, tanto en Suiza como en Reino Unido se han llevado a cabo estudios basados en casos reales y se llegó a la conclusión que el piercing de lengua lleva a romper los dientes con los que tiene contacto de manera constante. El roce o pequeños golpes que se hacen sin que la persona lo perciba, van generando grietas y huecos muy pequeños en los dientes destruyendo así el esmalte, lo que trae consecuencias tales como sensibilidad e incluso un daño dental irreparable.

Pero esto no termina ahí, este roce y agrietamiento del diente, que lo debilita también genera una movilización en las encías. Y como siempre repetimos, las encías son la parte más importante de la boca, si ellas no están saludables nada está saludable, por eso su cuidado es fundamental. 

Al tener una encía que se desplazó, abrimos la posibilidad a la pérdida de dientes, a formación de bacterias, y a una gingivitis que podría llegar a la gravedad de ser crónica. 

Todas estas cosas pueden pasar en menos o mayor medida, con menos o mayor gravedad, pero hay indicios de que toda persona que lleva un piercing en la lengua sufrirá algunas de estas consecuencias tarde o temprano.

Post cirugía

Por supuesto, estas son las cosas que pueden suceder una vez que la joya fue colocada y pasó el tiempo de adaptación a la misma. Sin embargo, hay también riesgos inmediatamente después que la perforación fue hecha. 

Tal como destacamos antes, estamos ante un cuerpo extraño y esto provoca una reacción del cuerpo. En este caso, notaremos una salivación excesiva lo cual puede traer problemas en el habla y a la hora de comer. 

La aplicación de un piercing  de lengua, al ser una cirugía, tiene sus riesgos. Por ejemplo, la inflamación lingual que puede traer dificultad para respirar. Y por supuesto, la generación de infección está presente con probabilidades importantes.

Entonces, ¿cómo solucionamos el dilema entre querer aplicarse un stud en la lengua y las contraindicaciones?

Cuidados y precauciones

Antes que nada recomendamos que cada uno lo medite pacientemente y consulte con profesionales que sabrán guiarlo correctamente, entre ellos con el odontólogo.

Los odontólogos, por lo general, no alientan a llevar a cabo este tipo de alteraciones en la boca pero si de todos modos se va a llevar a cabo la perforación es importante hacerlo con responsabilidad y llevar adelante los cuidados necesarios.

El primer paso, entonces, es consultar con su médico y con el odontólogo. Ambos sabrán aconsejarle sobre estos temas. 

En segundo lugar, tenga en cuenta todos los cuidados de limpieza que deberá llevar a cabo una vez que tenga su piercing de lengua. 

Su rutina de limpieza deberá reforzarse y las visitas al dentista también. El control es parte de la buena salud, siempre. Cuando algo puede entorpecer esa buena salud en un tiempo más rápido, entonces esos controles deben ser más a menudo. Así evitaremos encontrarnos con situaciones irreparables que pueden llevarnos a la pérdida de dientes o a encías dañadas.

¡No confiarse!

Si todo sale bien y siente que su piercing lingual lo acompaña sin complicaciones, de todos modos, debe estar atento ante ciertas señales que podrían indicar que algo no está bien: mal aliento, sangrado al cepillarse, si notamos algún tipo de hinchazón en la parte bucal aunque no parezca serio a simple vista, sensibilidad dental ante estímulos fríos o calientes, dolor o molestia, etc. Cualquier alteración debe llamarle la atención y debe ser motivo para ver al dentista. 

Hay una creencia que indica que los dentistas no sabrán asesorar u ocuparse de hablar clínicamente ante la decisión del paciente de perforarse la lengua para incrustar un elemento de joyería, y por eso muchas personas no hacen la consulta pertinente. Sin embargo, los odontólogos sí están preparados para hablar de piercings y, de hecho, lo hacen constantemente. 

Y si bien esto no compete a la parte odontológica, nos gustaría advertir sobre la importancia de que la cirugía para la aplicación de la joya sea llevada a cabo por profesionales, en lugares seguros, con material descartable y desinfectado correctamente. Hay muchos riesgos detrás de procedimientos llevados a cabo sin la rigurosidad necesaria.

Intent clever dentist using professional tools in his practice

Los mejores profesionales a su disposición

Entonces, si usted está pensando en aplicarse un piercing lingual o stud (o también en el labio), debe también empezar a buscar lugar en su agenda para una visita al dentista. Si usted ya tiene la aplicación hecha y nunca se ha controlado su salud bucal, ha llegado la hora de hacerlo.

En Gables Sedation & Family Dentistry tenemos los mejores profesionales a su disposición. Nuestra asistencia está diseñada para que toda la familia, sin importar la edad, acceda a la odontología de más alta calidad, tanto en la tecnología y tratamientos de avanzada de nuestra clínica, como a los más reconocidos y destacados profesionales.

Solo debe llamarnos. No deje pasar más el tiempo. Estamos a su disposición, responderemos todas sus preguntas y nos aseguraremos que su sonrisa se mantenga intacta a lo largo del tiempo.