Según la clínica Mayo “la enfermedad celíaca, a veces llamada celiaquía o enteropatía sensible al gluten, es una reacción del sistema inmunitario al consumo de gluten, una proteína que se encuentra en el trigo, la cebada y el centeno. Si tienes enfermedad celíaca, comer gluten desencadena una respuesta inmunitaria en tu intestino delgado. Con el tiempo, esta reacción daña el revestimiento del intestino delgado e impide que éste absorba algunos nutrientes (malabsorción). El daño intestinal a menudo causa diarrea, fatiga, pérdida de peso, hinchazón y anemia, y puede provocar complicaciones graves.”

Esta enfermedad cada vez es más diagnosticada y, según los expertos, hay una gran cantidad de personas que la sufren y aun no lo saben.

Leyendo la definición sobre la enfermedad podemos advertir que no es algo menor padecerla, ya que impide la absorción de nutrientes, trayendo así complicaciones al organismo.

La salud dental no es ajena a los efectos de la resistencia al gluten, por el contrario, en los dientes podemos detectar a edad muy temprana daños a las piezas dentales o signos por anomalías en la salud dental que pueden ser causadas por esta enfermedad. Algunos daños pueden ser irreparables.

Las edades para que aparezcan los síntomas pueden ser desde muy pequeños o en adultos a cualquier edad. 

Debemos aclarar que esta enfermedad presenta distintos grados de gravedad y en algunas personas se manifiesta de distinta manera que en otras, incluso puede ser silenciosa. Por esto, cualquier signo que pudiera indicarnos sospechas, debe llevarnos a hablar con nuestro médico de cabecera para solicitar un examen que lo descarte o confirme.

En cuanto a la salud dental, los efectos de la resistencia al gluten pueden aparecer a cualquier edad, incluso en niños muy pequeños. 

¿Cuáles son las posibles señales?

  • La boca seca o xerostomía

The Man Turned His Head to the Side and Coughs With His Mouth Open

Si notamos falta de saliva o que la misma está espesa todo el tiempo, entonces es casi seguro que estamos ante un caso de boca seca. Estos síntomas deben llevarnos a una consulta con el dentista lo antes posible, ya que las consecuencias de una boca que no está bien lubricada pueden ser múltiples y complejas.

Las causas de la boca seca pueden ser muchas, desde medicamentos hasta tratamientos médicos, entre otros. Uno de los tantos, es también ser celíaco. 

Al ser una enfermedad que genera un proceso inflamatorio puede afectar a las glándulas encargadas de generar saliva.

La boca seca debe ser tratada y corregida, de otra forma no solo la incomodidad que esto genera va a afectar el bienestar general de la persona que la padece, sino que traerá consecuencias a la salud bucal general. 

  • Esmalte dental:

Otra de las señales se encuentra en el esmalte dental. Como hemos hablado en otras ocasiones, el esmalte recubre el diente, es su parte externa, que sirve como un escudo. Una de los problemas de los celíacos está relacionado con sus huesos, que pueden debilitarse si la enfermedad tarda en detectarse a causa de la no absorción de calcio por mucho tiempo.

Los dientes, al ser huesos sufren un impacto directo, sobre todo durante su formación y pueden presentar un esmalte débil, rugoso y de color amarillento. Esto se puede detectar a muy temprana edad fácilmente. 

  • Úlceras bucales o aftas

Hemos escuchado muchas veces que la aparición de aftas responde a las bajas defensas. Si bien las causas pueden ser varias, el factor de las defensas siempre es fundamental. Las mismas pueden bajar por estrés, pero también podemos estar ante una deficiencia de nutrientes, vitaminas y minerales. Y tal como lo leímos en la definición de la Clínica Mayo, los celíacos no logran absorber todo lo que los alimentos  aportan si el alimento consumido tienen gluten.

Por lo tanto, no se alarme, pero si ve que esto es recurrente consulte a su médico de cabecera y no descarte la posibilidad de ser celíaco.

  • Color, desarrollo y fortaleza de las piezas dentales:

Si ve que en los niños se retrasa la aparición de sus dientes o cuando son un poco más grandes sufren quiebres de dientes constantes, si nota que sus dientes no tienen el color blanco adecuado o que el color entre las piezas dentales varía, si ve que su niño sufre de sensibilidad, o si bien presenta manchas en los dientes, puede estar ante un niño que ha desarrollado la enfermedad celíaca a temprana edad. 

  • Caries recurrentes y abundantes:

En cuanto a las caries, si hay una aparición muy grande de caries a pesar de tener una buena limpieza constante, atención odontológica regular y una alimentación equilibrada, es posible que esto también sea un signo más de que el paciente es celíaco.

El control odontológico puede ayudarnos a detectar la enfermedad

Woman Dentist Working at Her Patients Teeth

Hay que tener en cuenta que en este momento estamos enfocándonos en la salud bucal y en su relación con esta enfermedad que no tiene origen en la rama odontológica de la medicina. Es un problema de los intestinos causada por la resistencia al gluten, y sus consecuencias no solo afectan a los dientes y a la salud de la boca, también hay muchas otras consecuencias. Por lo tanto, lo que explicamos en esta nota es solo una pequeña parte de las “alertas” que tiene que tener en cuenta.

La visita cada seis meses a su dentista es fundamental y de rutina. En la misma, no solo se le hará una limpieza profunda sino que se revisará el estado general de su boca y sus piezas dentales, y ante cualquier anomalía se indicarán los estudios pertinentes. 

Los daños en el esmalte son irreversibles, y esto provocará mucho malestar cuanto más se deje pasar el tiempo. Si la causa es que usted no resiste el gluten, lo ideal es detectarla rápidamente y empezar una dieta adecuada que permita al organismo absorber normalmente los nutrientes y las vitaminas que son fundamentales para el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Si bien a muchas personas les cuesta abandonar su dieta de siempre y decir que no a ciertos manjares que contienen gluten, ante la cantidad de casos detectados (que se ha logrado gracias a los avances en la medicina y no porque antes no existieran celíacos antes) hoy en día la oferta de alimentos, de todo tipo están en todos lados, incluso en los restaurants más variados.

En el mundo de la odontología no siempre se habla de la celiaquía y sus efectos en los dientes, pero es un tema que nos interesa y sentimos la necesidad de traer a la luz, ya que de un control odontológico puede surgir la duda de nuestro dentista, quien nos indicará acudir al médico de cabecera para que ordene los análisis correspondientes para detectar o descartar las sospechas.

Si usted nota en su boca algunos de los síntomas descriptos anteriormente, sin importar su edad, primero debe consultar con el dentista y se analizará su caso individual y se lo guiará para que, al conocer la causa, se pueda solucionar el problema.

En Gables Sedation and Family Dentistry tiene acceso al mejor equipo de profesionales de la salud bucal de nuestra región, no dude en llamarnos y reservaremos su turno. Los estaremos esperando en un ambiente con los más calificados dentistas pero también con la más cálida atención.