En el pasado, se creía que la pérdida de dientes en la vejez era inevitable. Sin embargo, hoy en día somos testigos que, con el mantenimiento adecuado de la higiene bucal y las visitas periódicas al dentista, los dientes pueden guardarse independiente de la edad del paciente. 

La higiene dental para ancianos no es más diferente de la higiene bucal para las personas jóvenes; simplemente, hay que prestar más atención en las rutinas cotidianas, ya que, con la edad, los dientes se hacen más sensibles, por lo cual cabe el riesgo de su pérdida. Justamente por esta razón hemos decidido profundizar un poco más el tema de la salud oral, no solamente para las personas que cumplieron 50 años o más, sino también para todas aquellas personas que quieren preservar sus dientes hasta su tercera edad.

Le sugerimos que se quede con nosotros y eche un vistazo a nuestros consejos prácticos que podrían servirle durante toda su vida.

Consejos relacionados con la salud bucal para mayores

Elderly woman

Los principios de mantener la higiene oral para las personas mayores son idénticos a los principios que se aplican a los jóvenes sanos. Teniendo en cuenta que las bacterias de la boca pueden estar relacionadas con la condición de salud general, está claro que en este período de la vida la buena higiene oral está entre los puntos más importantes. Por ejemplo, las infecciones que pueden aparecer en la cavidad bucal muchas veces pueden estar relacionados con muchas enfermedades cardíacas, infarto, enfermedades cerebrales, diabetes, neumonía, etc. Cuando una persona mayor no puede mantener la higiene oral de manera independiente, es muy importante contratar a alguien de su alrededor para que la ayude.

Asimismo, es útil saber que la caries, el deterioro de la cavidad bucal y otras enfermedades dentales son muy frecuentes en las personas mayores. Para influir en la apariencia de estos inconvenientes, se recomienda cepillarse los dientes con la pasta que contiene flúor, utilizar el enjuague y el hilo dental y, sobre todo, tomar las vitaminas adicionales que contienen el magnesio y el calcio, introducidas por su dentista.

El plan dental de terapia en particular depende de las características físicas de la persona, el estado general de salud y la terapia de medicamentos que una persona usa a diario. Un plan de tratamiento inadecuado puede provocar reacciones alérgicas, acompañadas con un empeoramiento de la enfermedad subyacente. Por eso, debería informar a su dentista sobre cualquier enfermedad o medicamentos que está utilizando, para no empeorar su salud general con el tratamiento inadecuado. 

Cuidado dental de las personas de la tercera edad

La tercera edad lleva consigo el riesgo de aparición de las enfermedades de las encías, por lo cual hay que prestar la atención especial sobre algunos factores que pueden ser de una gran importancia para su prematura prevención. Esos factores incluyen: una dieta equilibrada, llena de vitaminas y fibras, una higiene bucal adecuada, evitar el estrés y el uso excesivo del tabaco y del alcohol, etc.

Lo mismo vale para el mantenimiento de la higiene bucal en las personas con puentes, implantes o coronas; esto significa que los “cuerpos artificiales” en nuestra cavidad bucal también necesitan un cuidado adecuado, para que mantengan su forma y su función adecuada en la boca. Si uno tiene uno o más dientes faltantes en su cavidad bucal, debería pensar en su implementación, ya que, con los años, se puede perder la eficiencia y la fuerza de los dientes restantes.Por suerte, los médicos en Gables prestan la atención a cada su paciente, especialmente a las personas de la tercera edad, así que en cada momento puede contar con nuestra ayuda o consejo profesional, para cualquier tipo de problemas que puedan surgir. Le aseguramos que después de su primera consulta ya tendremos una solución adecuada para su caso y proporcionarle una sonrisa que usted merece.