La pérdida de muchos dientes es algo grave, sea por la razón que fuera. Nadie dudaría en pensar que perder piezas dentales no tendrá consecuencias negativas para la dentadura, las encías e incluso para el proceso digestivo.

Sin embargo, hay una fuerte tendencia a creer que la falta de una o un par de piezas dentales -sobre todo si no están a la vista- no tiene incidencia alguna en la salud bucal. Esta creencia muy extendida es falsa y debe ser aclarada porque la falta de solo un diente puede causar muchos problemas al corto y largo plazo.

Un diente o muchos: distintas visiones, mismas soluciones

La pérdida de un diente se puede dar por muchas razones, ya sea por un golpe, por caries avanzadas, por la muela del juicio que llegó a un punto de empujar y romper algún diente, también por infección, entre otros motivos.

Cuando esta situación se da en muchas piezas dentales, los pacientes tienden a buscar una solución rápida, pero cuando se da en los molares que por lo general no se ven demasiado (al menos que la persona tenga una amplia sonrisa), entonces hay una mayor tendencia a dejar pasar o demorar su reemplazo. 

Esto se debe a dos cuestiones, primero que lo estético no general molestia al no estar expuesto como lo estaría un canino o incisivo, pero también porque se tiene la idea de que solo un diente no hace la diferencia.

Pues sí, un solo hace toda la diferencia. Cada pieza dental tiene una razón de ser, cumple una función, y es parte de un sistema. Cuando a este sistema le falta uno de sus partes entonces el modo en que funciona debe cambiar.

Consecuencias

Smiling Young Man Sitting in Dentist Chair While Doctor Examining His Teeth

Las consecuencias inmediatas son que las piezas dentales que quedaron intactas empiezan a tener mayor trabajo, esto genera un movimiento extra que a su vez genera un emplazamiento de la dentadura. Al haber espacio extra “de sobra” entonces la dentadura y la mordida se irán modificando, generando un verdadero caos si esto no es tratado a tiempo.

Otra de las graves consecuencias cuando se deja pasar el tiempo sin reemplazar la parte de la dentadura perdida es la pérdida del hueso maxilar, que es el encargado de sostener el diente.

El desgaste dental se acentúa en todas las piezas intactas, teniendo un desgaste no solo más rápido sino también desparejo y además la masticación no logra la efectividad requerida, lo que puede generar problemas gástricos, ya que el trabajo que la masticación no logra hacer lo tendrán que hacer los jugos gástricos del estómago.

De cada una de estas consecuencias descriptas en los párrafos anteriores, pueden desprenderse otros problemas dentales o bucales. 

Entonces, ¿cuál es la solución al perder una pieza dental o un par de ellas?

Antes que nada, es importante destacar que lo primero que debemos hacer es acudir al dentista, quien indicará –según cada caso- cuales serán los pasos a seguir. 

El odontólogo siempre destacará la importancia de reemplazar lo antes posible la pieza dental perdida, pero a veces el paciente no tiene una plena conciencia o conocimiento de todas las consecuencias que puede tener no llevar adelante en tiempo y forma este consejo del profesional.

Por eso, los pasos a seguir deben ser los que indique su dentista de cabecera y debe hacerlo en los tiempos que él lo indique. 

¿Cómo se hace un reemplazo dental?

Al perder un diente el reemplazo se logra con un implante o puente, aunque también se pueden indicar prótesis. Esta última opción es más común en la pérdida de muchos dientes.

En los casos de los puentes o implantes se requerirá una intervención quirúrgica. Esto suele asustar a muchos pacientes, sobre todo por el miedo a sentir dolor, pero debemos destacar que con los avances tecnológicos y de técnicas esto ya no es así.

Por supuesto, que algunas molestias se harán sentir, pero no será nada insoportable y la curación es rápida.

El reemplazo dental es mucho menos traumático que cualquier consecuencia que sufrirá si no lo hace, y también le evitará intervenciones dolorosas que podrían darse de no mantener el sistema de su dentadura completa por mucho tiempo.

Prevención

Siempre en todos los casos es necesario hablar de la prevención. En esta nota hacemos énfasis en el hecho que ya sucedió e intentamos llegar a aquellas personas que sufrieron pérdida dental y están ante la duda sobre si es necesario el reemplazo. Pero, no dejaremos pasar esta oportunidad para resaltar la importancia de prevenir la pérdida de nuestra dentadura natural.

Muchas veces las cosas suceden por accidente, como una caída que genera un golpe o alguna infección que no pudimos advertir.

Pero también hay maneras de cuidarse en deportes de impacto con protectores bucales, así como evitar infecciones acudiendo a los dos controles anuales al dentista (cada seis meses) y, algo muy importante, es no dejar pasar mucho tiempo desde que nos indican que deben extraerse las muelas del juicio. Cuanto más nos demoremos en hacerlo, más propensión a que haya rotura de algún diente y por consecuencia este deba ser extraído.

Si pasó mucho tiempo, ¿puedo considerar el reemplazo dental?

Dentist Choosing Color of Tooth Enamel in Patient.

Siempre estamos a tiempo de mejorar nuestra dentadura. Hoy en día la ciencia y la tecnología que está detrás de la salud bucal y la sonrisa de las personas ha avanzado velozmente y con materiales, técnicas y opciones impensadas hace apenas unas décadas. Por lo tanto, la respuesta es sí.

Como en cada caso, la respuesta sobre cuál es la solución específica no podemos darla en estas páginas, pero sí se las dará el dentista.

Los pasos a seguir son buscar un turno con el odontólogo, asistir a la cita, plantear la situación y seguir los pasos indicados.

La confianza que necesita la encuentra con nosotros

Si usted tiene dudas, no se preocupe. Entendemos que no siempre las soluciones ofrecidas pueden generar desconfianza. Eso lo tenemos muy en cuenta en Gables Sedation & Family Dentistry y por eso nuestra clínica odontológica está fundamentada en la alta preparación de nuestros destacados odontólogos. 

También, incorporamos la tecnología y los avances más recientes con el equipo profesional más entrenado de la zona para llevar a cabo cada caso particular a su mejor versión y posibilidad.

También, los casos complejos son analizados por nuestro equipo, encontrando siempre la mejor solución incluso al peor de los problemas.

Por eso, le sugerimos que no se quede con las dudas ni con las ganas de reemplazar ese diente perdido. 

Llámenos, agendaremos una cita y podrá visitarnos a la hora y día marcado según su conveniencia. Venga con todas las dudas que tenga y le mostraremos cuáles son sus opciones. También puede escribirnos y nos contactaremos con usted. 

Es importante dar el primer paso. Recuperar un diente o dos no le resultará lo traumático que usted cree, por el contrario le dará gran satisfacción, y lo más importante, le evitará graves problemas, sobre todo en edad avanzada.

Conservar su sonrisa, salud bucal y la estética de su sonrisa nunca debe ser dejado de lado. Perder un diente y reemplazarlo es tan importante como cuando hay pérdida de muchos dientes y acudimos rápidamente a buscar la recuperación de los mismos. 

No existe una diferencia en la cantidad en cuanto a las consecuencias futuras, que aunque no parezcan se empezarán a notar en el corto plazo.