Diente fracturado es un tipo de lesión se produce al exponer un diente a una fuerza externa que causa fractura de tejido dental o estructuras dentales en el hueso. La fuerza que causa la fractura puede ser directa (por ejemplo, la caída de la bicicleta, donde el suelo toca el suelo directamente) o indirecta (golpeando la mandíbula inferior con los dientes superiores o al revés). Es importante saber que este tipo de lesiones requieren intervención inmediata ya que la pérdida de tiempo disminuye la posibilidad del rescate dental exitoso.  

La población que en mayor medida experimenta las lesiones dentales son los niños, debido a su actividad física aumentada, por lo que las caídas son prácticamente inevitables. La estadística muestra que los dientes frontales se ven más afectados, especialmente si están inclinados hacia afuera, pero también puede afectar el resto de los dientes en la cavidad bucal y los tejidos blandos: los labios, las encías, los huesos, etc.

Tipos de fracturas dentales

Existen varios tipos de daños dentales: superficiales, verticales, profundas, etc. Los síntomas pueden ser diferentes, pero, en general incluyen los síntomas siguientes: dolor a la hora de comer, causada por la presión sobre los dientes, dolor sin causa obvia, dificultad para localizar el dolor, sensibilidad dental, sangrado dental, etc.

El tejido que conecta el diente al hueso es un ligamento periodontal. Cuando ocurre este tipo de trauma, el ligamento dañado puede provocar el desplazamiento del diente. Por eso, el diente puede ser movible, roto (parcialmente o completamente), desplazado, completamente extraído de la cavidad bucal, etc. 

Este tipo de lesiones está acompañado de un sangrado fuerte, especialmente en los casos cuando existen daños de los tejidos alrededores. Dentro del diente, debajo del esmalte y la dentina se encuentra la pulpa dental. La pulpa dental contiene nervios y vasos sanguíneos. Una fractura dental puede irritar la pulpa, que por consecuencia puede tener la pérdida permanente de su capacidad de regeneración. Justamente por esta razón es muy importante acudir al consultorio a tiempo, para prevenir la pérdida total del diente o algunas complicaciones graves que también pueden afectar otras partes de la cavidad bucal.

¿Cómo arreglar un diente roto?

El mayor porcentaje de traumas dentales son dientes rotos que, entre otro, suponen las coronillas rotas, fracturas parciales y superficiales. Este tipo de trauma se puede resolver cuando la pieza rota se adjunta al esmalte dental o al colocar un relleno estético o una coronilla en el punto de ruptura. Asimismo, en los casos de fracturas superficiales normalmente no aparece dolor o unas complicaciones mayores, por lo cual este tipo de problemas son más estéticos que médicos. 

Si el daño llega a la pulpa, los canales de la raíz dental deben limpiarse y rellenarse para evitar que se rompa la corona del diente. Sin embargo, si la ruptura llega por debajo de la línea de las encías, el dente ya no se puede preservas y hay que extraerlo. Por eso es necesario comenzar la terapia a tiempo. La condición del diente roto y no tratado solo puede empeorar las cosas, por lo cual el diagnóstico temprano es lo más importante para salvarlo. 

¿Se puede salvar un diente roto?

A diferencia del hueso, un diente roto no se puede salvar por completo. A pesar del tratamiento, algunas fracturas se pueden extender, lo que puede resultar en la pérdida de dientes. Un diente roto puede protegerse al colocar una coronilla dental, pero esto no garantiza el 100% de éxito. El tratamiento de un diente fracturado es necesario para aliviar el dolor y reducir las posibilidades de su extensión. Después del tratamiento, la mayoría de los dientes fracturados siguen funcionando de una manera normal.

En los casos de la extracción dental su dentista le brindará la solución más adecuada, según las características particulares de su caso. Además de las coronillas dentales, también puede reconsiderar la opción de poner un implante dental o un puente dental.

Fracturas en Gables

Si experimenta una fractura dental, no dude en contactarnos. Nuestros expertos de confianza le proporcionarán la solución más adecuada para usted. Después de una examinación detallada, haremos todo lo posible para que su sonrisa vuelva a ser tal como era antes – perfecta.