La sensibilidad dental es un trastorno bastante común que afecta casi la mitad de población mundial y el riesgo es aún mayor cuando se trata sobre los pacientes que sufren de las enfermedades periodontales. Puede aparecer, tanto en hombres como en mujeres, de 15 – 40, aunque su aparición es más frecuente entre los años 30 y 40.

El dolor puede ser causado por las actividades más comunes, como por ejemplo comer, beber, respirar, cepillarse los dientes o en una consulta dental, lo que normalmente afecta la calidad de vida. Muchas personas ni siquiera se dan cuenta de su presencia, ya que la consideran como un estado temporal que con el tiempo se va a pasar por sí mismo.

Pero, conocer los síntomas y las causas de este trastorno es ser un paso más cerca de su prevención e, incluso, su curación. Esta vez le traemos las cosas más importantes que debería saber sobre la sensibilidad dental, sus causas, tratamientos posibles, etc.

Signos de sensibilidad dental

La sensibilidad dental normalmente se caracteriza por un dolor breve, agudo y penetrante que se produce cuando la dentina está expuesta a efectos térmicos o químicos. A menudo va acompañada por la pérdida de esmalte, cuando pacientes sienten calor o frío en área afectada y sensación de pequeñas palpitaciones dentro del diente.

Este proceso ocurre cuando la dentina (la parte interior del diente) se expone al contacto con diferentes tipos de sustancias ajenas y así se produce el dolor. Puede afectar cualquier diente y el dolor desaparece cuando termina el contacto con el diente expuesto.

Las razones más comunes de su aparición son:

  • sensibilidad genética
  • consecuencia de las intervenciones dentales
  • lesiones de caries no tratadas, rellenos deficientes, infecciones
  • bruxismo
  • lesiones en los tejidos dentales

La pérdida de esmalte de dientes también causa exposición a la dentina e hipersensibilidad debido a la abrasión, erosión y fracturas. La exposición a la dentina de la raíz del diente se produce en caso de retirada de la encía y pérdida de cemento. También puede ser el resultado del cepillado inadecuado y el uso inadecuado de hilo dental, la periodontopatía, la gingivitis por necrosis ulcerosa, la edad, la lesión de las encías (causados por alimentos sólidos y el uso de un palillo de dientes).

¿Cómo luchar contra la hipersensibilidad dentaria?

Para poder realizar un tratamiento adecuado, el primer paso es detectar la causa de la aparición de hipersensibilidad dentaria. Si la razón es existencia de caries o algún diente dañado o desgastado, la mejor solución sería visitar a un experto que realizará el tratamiento adecuado, que supone recambio o reparación de empaste dental o colocación de una corona en diente roto para prevenir el dolor.

La sensibilidad que aparece después de algunos tratamientos básicos (tratamientos de blanqueamiento dental, ortodoncia, limpieza profunda, empaste, etc.) en general es el resultado de la presión que afecta al nervio, que cesará con el paso de tiempo, cuando el área se calma y se recupere de la intervención.

Sin embargo, si su objetivo es prevenir la aparición de sensibilidad, aquí le recomendamos algunas pautas útiles que puede seguir para evitar este inconveniente:

  • evitar el consumo de alimentos y bebidas ácidas que desgastan el esmalte, como por ejemplo vino, vinagre, limón, naranjas y otros cítricos,
  • mantener la higiene oral diariamente y de una manera adecuada: utilizar pastas y enjuagues bucales especiales para tratar la sensibilidad dental que contienen flúor,
  • hacer visitas regulares a su odontólogo y evitar el uso de tabaco, alcohol o demasiados dulces.

Visitar a un experto

Si piensa que padeces sensibilidad en los dientes, lo mejor sería visitar a un experto de confianza, que le aliviará el dolor desagradable, detectará la causa del problema y le ofrecerá el mejor tratamiento para usted. Por otro lado, los dentistas de Gables están a su plena disposición para cualquier otra consulta adicional, por lo cual no dude en ponerse en contacto con nosotros.