Nuestros clientes a menudo nos hacen un montón de preguntas sobre el cálculo dental, las formas de su aparición, su tratamiento y sobre todo de lo dañino que realmente puede ser. Aunque en realidad la gente se preocupa más por el aspecto estético de sus dientes, la verdad es que, con el tiempo, este asunto, digamos, pasajero, puede causarle algunos problemas muy serios con la salud de su cavidad bucal.

El cepillo de dientes, la pasta dental, el enjuague bucal, el hilo dental y las visitas periódicas a su dentista son solamente algunos de los requisitos más importantes para una sonrisa sana y hermosa, con cuyo uso usted seguramente evitará la aparición de muchas enfermedades dentales que pueden tener las consecuencias muy graves en su boca. Por eso, le recomendamos que utilice todos estos remedios, porque, en lo contrario, lo que viene después ya no es tan fácil de arreglar.

Si usted no conoce las complicaciones que pueden surgir con el cálculo en los dientes, ahora tiene la oportunidad de aprenderlo y los dentistas de Gables le van a echar una mano.

¿Qué es el sarro?

El sarro dental representa la presencia aumentada de las bacterias que normalmente primero aparecen en sus encías, los dientes frontales de la mandíbula inferior y luego en los molares superiores y en el resto de sus dientes. En la parte gingival del diente, aparecen depósitos de sarro y, debido a la acumulación de toxinas de las bacterias, se produce la descomposición del hueso de la mandíbula, la aparición de inflamación de las encías o la aparición de enfermedad periodontal.

Además, es importante saber que esta enfermedad también puede aparecer debajo del nivel de la encía, y en estos casos es extremadamente peligrosa. Las bacterias que se encuentran en el sarro están dañando las encías, y si no se tratan a tiempo, causan daños adicionales a los huesos que rodean a los dientes. En tales situaciones se crea un bolsillo dental, el diente comienza a moverse y en la fase final se cae solo de su cavidad bucal.

Es necesario saber que este tipo de bacterias no son peligrosos solamente para los dientes, sino también para el resto de su organismo. Las investigaciones científicas confirman que las bacterias orales son tan dañinas que pueden afectar de manera adversa los pulmones, el páncreas y el corazón, que en algunos casos pueden causar incluso la enfermedad coronaria, infarto de miocardio, arteriosclerosis, junto con el daño permanente para otros órganos. Las bacterias inflamatorias son muy agresivas, por lo cual penetran en el torrente sanguíneo y se detienen en diferentes partes del cuerpo, lo que afecta el desarrollo de numerosas enfermedades.

Para eliminar el sarro…

Algunas personas son más susceptibles a la formación de cálculos dentales, mientras que en otros casos el depósito del cálculo es más lento. El sarro dental se remueve con un dispositivo de ultrasonido y no es nada doloroso, sino, al contrario, muy seguro y rápido. El aparato emite agua que enfría el diente y previene la aparición de las reacciones adversas. El proceso dura aproximadamente media hora, y en general va acompañado del pulido de los dientes para evitar que el cálculo vuelva a aparecer. Se recomienda que el sarro se elimina de los dientes dos veces al año, y para las personas con saliva hipermineralizada o para los que sufren de periodontopatía, es aconsejable removerlo cada 3 meses.
Los chequeos dentales periódicos y la higiene dental adecuada son los remedios más eficaces para su salud oral, así que, programe su cita en Gables, para comprobar el estado de sus dientes. ¡Lo resolvemos todo de la manera no dolorosa y eficiente!